moda-sostenible-circulo-lectura
Collage: Laura Jean

La moda sostenible: ¿una prioridad en Venezuela?

En Venezuela hablar de moda sostenible no parece ser una prioridad, por eso decidimos incluir este tema en nuestro segundo Ciclo del Círculo de Lectura. Recientemente hemos visto cómo algunos emprendimientos involucran la sostenibilidad solo en palabras, por eso es importante discutir sobre este tema y concientizar a los consumidores sobre qué es realmente moda sostenible.

La producción de ropa es una práctica global y local. Necesitamos vestirnos, pero el problema es la manera en que se ha hecho en las últimas décadas. Eilyn González hizo la pregunta de si es necesario que las tendencias dejen de existir para que el fast fashion desaparezca. Sobre esto último, Vanessa Luy respondió:

«Las tendencias siempre van a existir, el tema está en el consumismo acelerado. Son las personas quienes deciden qué se identifica con ellas.»
Vanessa Luy
Diseñadora

Los diseñadores que apliquen la sostenibilidad en sus marcas o emprendimientos tienen el reto de enfrentarse a la forma en que las personas están acostumbradas a comprar ropa: buscar lo que está en tendencia, que sea accesible y estético.

Por qué la moda sostenible es una prioridad

La industria de la moda ha contribuido al problema ambiental actual debido a los mecanismos en que se produce la ropa que usamos, los materiales que se utilizan y los canales que se siguen para distribuirla.

«Nos quieren hacer creer que es nuestra culpa la crisis climática, cuando la industria es la principal culpable.»
Victoria Castillo

Cambiar el sistema actual de la industria de la moda es importante para contribuir con el desarrollo sostenible. La producción responsable con el planeta y el respeto por los derechos de les trabajadores son necesarios para el progreso real. A propósito de esto Laura Jean dijo:

«La industria tiene que cambiar. Por más que hagamos cambios individuales la realidad es que ante estas industrias enormes no somos nada.»
Laura Jean
Diseñadora e ilustradora

Carlos González agregó que desde la revolución industrial hasta los 80 los gobiernos acostumbraron a las personas a no preocuparse por sus desechos. Actualmente vemos cómo los tóxicos liberados en los vertederos son una amenaza para países en vías de desarrollo.

Aunque las compañías a nivel global son las que tienen la responsabilidad de cambiar sus procesos desde la raíz y no solo superficialmente, nosotres como consumidores debemos ser activistas de la moda e impulsar políticas públicas que logren un cambio real dentro de la industria.

Sesión II - El impacto de la moda

El pasado 21 de agosto fue nuestra sesión del Círculo de Lectura. Esta vez conversamos sobre el impacto social y ambiental de la moda, basándonos en Moda Sostenible y Hábitos de Consumo, una tesis de Laura Manzano.

Comenzamos el encuentro conversando sobre el poliéster, material que se utiliza para la elaboración de las fibras sintéticas o se combina con fibras naturales para aumentar su durabilidad.

Comentamos la importancia de saber que el hecho de que una fibra sea natural no significa que sea sostenible, como es el caso del algodón. Para la elaboración de este tejido se utiliza una gran cantidad de agua y pesticidas.

En los últimos años ha aumentado la investigación sobre fibras textiles que tengan un menor impacto en el ambiente. Sobre esto, Vanessa Luy comentó:

«Yo he visto cómo del nopal, de la leche no apta para consumo, incluso de las hojas del plátano se sacan filamentos para convertirlos en fibras.»
Vanessa Luy
Diseñadora

Aunque en Venezuela no tengamos una tecnología tan avanzada respecto a este tema y solo un porcentaje de diseñadores pueden aplicar la sostenibilidad en la producción de textiles, optar por la reutilización es una opción.

Natasha López comentó que ella también ha visto cómo el cuero se ha intentado producir de otra manera, como con cactus.

moda-sostenible-cuero-nopal
Cuero vegano hecho con nopal por la marca Desserto. Fuente: Desserto.

Las prácticas sostenibles

En la actualidad, lograr la sostenibilidad en la moda puede ser un desafío para algunos diseñadores, porque piensan que deben tener una marca 100% sostenible. Sin embargo, aunque es lo necesario, aún no se puede cumplir.

Algunas prácticas comunes en países como Venezuela es aplicar el zero waste o 0 desperdicio en la producción de ropa, al momento de patronar y al cortar la tela.

Estar consciente de cada paso de la empresa, emprendimiento o marca y estudiar la manera de generar un cambio a nivel ambiental o social ya es un paso importante.

Por otro lado, existen grandes empresas que publicitan sus productos de una manera ‘eco’, cayendo en el greenwashing, sin hacer un cambio real en su modelo de producción.

Un cambio en el sistema de la moda

Las empresas globales buscan la rentabilidad a toda costa y van a querer adaptarse a los estándares sociales que sean más importantes en el momento. Algunas marcas de moda pueden optar por modelos de reutilización textil, pero no alteran otros procesos dentro de su cadena de suministro.

«En la actualidad, hay compañías que venden ropa muy barata, las producen en países en vías de desarrollo y las venden al exterior. Muchas de ellas, incluso roban diseños a pequeños diseñadores y los producen en masa.»
Victoria Sanz

Somos un equipo independiente impulsado por la pasión de informar sobre las problemáticas de la industria de la moda local y generar soluciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.