organizaciones-educacion-ambiental-venezuela

5 organizaciones que apuestan por la educación ambiental en Venezuela

Nuestro planeta está pasando por una grave crisis climática actualmente. Olas de calor, incendios, sequías, lluvias torrenciales y tormentas tropicales se repiten con frecuencia en distintas partes del mundo. Los glaciares en los polos se derriten, los océanos se acidifican y los bosques se reducen.

En Venezuela estamos perdiendo grandes extensiones de árboles y el cambio climático está afectando tanto las áreas de cultivo como las ciudades. La responsabilidad principal es de las autoridades gubernamentales, que deben promulgar y hacer cumplir leyes que mitiguen las emisiones de carbono y la deforestación.

Sin embargo, como ciudadanos también somos responsables. Hay acciones que podemos tomar para reducir nuestro impacto individual. Además, una ciudadanía consciente de los problemas ambientales tiene más herramientas para exigir cambios desde las instituciones.

Hoy 26 de enero es el día de la Educación Ambiental. Esta fecha tiene como objetivo identificar los mayores problemas que afectan a nuestro planeta y crear conciencia sobre la importancia de que todes participemos en las soluciones.

La celebración comenzó en 1975, con la publicación de la Carta de Belgrado por parte de la ONU. Este documento surgió del Seminario Internacional de Educación Ambiental, en la capital serbia. Su objetivo es promover la educación ambiental como una manera de solucionar los problemas asociados a nuestro medio ambiente.

Distintas organizaciones en nuestro país trabajan por la conservación de nuestros ecosistemas y entienden que la educación ambiental es una parte central de esta tarea. Sea a través del reciclaje, la agricultura sostenible o el reconocimiento de nuestra biodiversidad.

Hoy te presentamos 5 organizaciones que promueven la educación ambiental desde distintas regiones de Venezuela. Conoce su trabajo y apoya sus causas.

Provita

Provita es una ONG fundada en 1987, que trabaja por la conservación de los ecosistemas y la educación ambiental. Llevan a cabo distintos proyectos para proteger especies nativas y concientizar sobre el uso sostenible de los recursos.

Esta organización realiza diversos eventos educativos, como la campaña Yo Cambio, que «busca informar sobre los procesos climáticos que enfrentamos e integrar comunidades». De esta forma buscan concientizar y entregar herramientas para mitigar el cambio climático.

Provita también organiza un curso de Jardinería Urbana para la Biodiversidad, con una duración de dos días. En él enseñan herramientas para conocer los ecosistemas particulares de cada jardín, el reconocimiento de las especies y la mejor manera de cuidarlos.

Comunidad B Venezuela

El Sistema B es una organización global, con presencia en distintos países, que agrupa y apoya a empresas de triple impacto. La Comunidad B Venezuela es el capítulo local de esta institución, que se encarga de guiar a las empresas que quieran formar parte del Sistema.

Las empresas venezolanas que tengan un impacto socioambiental positivo, y que además sean competitivas económicamente, pueden solicitar la certificación de Empresa B en la Comunidad local. De esta manera se garantiza que los productos de estas compañías son amigables con el medio ambiente y las personas.

La Comunidad B no solo se encarga de certificar, sino que forma a las empresas para que contribuyan con el cuidado ambiental y tengan un impacto positivo en nuestros ecosistemas. Así, se asegura que el sector empresarial, con capacidad de invertir en soluciones ambientales, se preocupe por estos temas.

Escuela de Reciclaje

La Escuela de Reciclaje es una organización enfocada en el reuso y reciclaje en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira. Se encargan de situar contenedores en distintos puntos de la ciudad, para separar los residuos y poder darles una nueva vida, impulsando así una economía circular en la región.

Su principal foco es la educación y aseguran ser la primera escuela enfocada en el reciclaje en el país. Organizan diversas actividades formativas con instituciones educativas de varios niveles, desde básico hasta universitario.

escuela-reciclaje-educacion-ambiental
La Escuela de Reciclaje dictando un bootcamp de Economía Circular en San Cristóbal, estado Táchira.

Además, ofrecen distintas guías sin costo con información sobre cómo clasificar y empaquetar apropiadamente nuestros desechos, para facilitar el proceso de reciclaje.

EDEPA

El Equipo de Proyectos y Asesoría Social (EDEPA) es una asociación civil fundada en 1992. Su foco principal es la agricultura y la alimentación sostenible, desde distintos ámbitos.

Entre sus proyectos más recientes se encuentra la formación en agricultura sostenible a la comunidad de Viejo Trapiche, en Camatagua. Con la ayuda de profesionales de la agronomía, EDEPA educa a los agricultores de la zona para reducir las prácticas dañinas con el ambiente.

También colaboran con escuelas en el estado Miranda, para potenciar la siembra de alimentos para consumo propio en las sedes de las instituciones. De esta manera, se educa a les niñes en la siembra de cultivos alimentarios.

Lata de Agua

Es un proyecto de Arqbiental, una organización que busca crear soluciones sostenibles a través de la arquitectura. Lata de Agua es una iniciativa que aprovecha el agua de lluvia como una alternativa al suministro de agua potable, especialmente en zonas vulnerables.

Han colaborado con comunidades en distintos estados del país, educando a la población sobre la recolección y el uso adecuado de este recurso. El agua de lluvia recolectada pasa por un proceso de purificación y almacenamiento.

En el 2020 ganaron el Reto Saca el Pecho, organizado por Ron Santa Teresa, en la categoría Innovación e Iniciativa.

La importancia de la educación ambiental en Venezuela

Estas organizaciones, al igual que muchas otras en Venezuela, llevan soluciones ambientales a las comunidades, a pesar de los problemas existentes en el país.

El reciclaje y el reuso es una práctica extendida en el territorio nacional, que muchas personas llevan a cabo para ahorrar recursos. En este sentido, la educación ambiental permite redimensionar estas prácticas en la población y enseñar el impacto positivo que generan en el ambiente. 

El trabajo de estas organizaciones civiles que promueven el desarrollo social es el abono que hará crecer día a día la conciencia ambiental. Es importante apoyarlas y replicar su trabajo para contribuir con este crecimiento.

Somos un equipo independiente impulsado por la pasión de informar sobre las problemáticas de la industria de la moda local y generar soluciones. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.