¿Qué tan costoso es el desarrollo sostenible para las marcas deportivas?

A pesar de que todavía existe un consumo desmesurado de marcas de ropa, zapatos y accesorios, la perspectiva de sostenibilidad ha llegado al punto donde el consumidor está dispuesto a pagar más por marcas que tomen en cuenta el ambiente y la sociedad en sus procesos de producción.

Pero, ¿qué tanto impacta esto en el precio final?, ¿qué tanto se benefician las personas que cosen y cómo son respetados sus derechos laborales?

Es necesario el repaso de los Objetivos de Desarrollo sostenible (ODS), planteados por la ONU. Estos son una guía para entender cómo el mundo puede mejorar y que a su vez, pueden aplicar las grandes marcas.

Algunos ODS en los que pueden colaborar las marcas de moda son el objetivo 1, fin de la pobreza, al dar un pago justo a las personas que emplea. Un trato justo y ético a los trabajadores y trabajadoras también garantiza el cumplimiento de otros objetivos como el 2 (hambre cero y seguridad alimentaria), el 3 (salud y bienestar) o el 5 (igualdad de género).

Son 17 objetivos que están planteados para que, de aquí al 2030, el mundo logre avances en todos estos aspectos.

¿Es más económico para las marcas de moda producir basándose en los viejos patrones de consumo o en los innovadores? ¿Cuánto cuesta aplicarlos? ¿Es rentable la producción de ropa tomando en cuenta la sostenibilidad?

En España, la consultora Deloitte, hizo un estudio que demostró que las empresas que tienen objetivos sostenibles tienen un rendimiento 11% mejor en la bolsa de valores que las que no lo hacen.

Otro estudio realizado por la consultora Capgemini afirma que, para 2021, alrededor de 37% de los consumidores dejó de comprar prendas de fast fashion para comprar alternativas más duraderas. Otro 34% prefirió reparar las piezas que ya tenía.

Los derechos laborales son una de las cosas más importantes que debe tener en cuenta una marca para ser sostenible. Un tema muy importante en una industria que depende en gran medida del talento humano para sostenerse.

Adidas y Puma: ¿marcas deportivas que trabajan bajo el desarrollo sostenible?

Adidas es una de las principales marcas de ropa deportiva del mundo, fundada por Adolf Dassler. En sus inicios no veía con preocupación el aumento de la temperatura climática ni el desastre ambiental ocasionado por los plásticos.

Tampoco le interesaba tener una imagen limpia sobre las condiciones laborales en sus fábricas. Aunque ahora realizan campañas contra la contaminación.

adidas-sostenibilidad-marcas-deportivas
Campaña de Adidas contra la contaminación en los mares. Fuente: Adidas.

Puma es otra de las marcas deportivas líderes en el mercado, que fue fundada por Rudolf Dassler, hermano del fundador de Adidas. Luego de iniciar su trabajo juntos, se separaron por temas políticos en el contexto de la Segunda Guerra Mundial.

Puma fue pionera en calzado profesional para futbolistas y deportistas olímpicos, aunque Alemania resultó ganadora por primera vez la Copa Mundial de Fútbol (1954) mientras los jugadores corrían en unos zapatos Adidas.

marcas-deportivas-adidas-futbol
Selección alemana de fútbol usando Adidas con la Copa Mundial de Fútbol.

Tras la larga historia e influencia en la cultura y el mercado de estas dos empresas, es muy fácil que las personas crean que por su trayectoria sea respetable trabajar allí.

Sin embargo, recientemente salió una demanda del colectivo Clean Clothes Campaign en el que trabajadores en Camboya acusan a Adidas y otras marcas textiles de no pagarles una suma equivalente a 109 millones de dólares en salarios correspondiente al periodo abril-mayo de 2021.

Las pérdidas infligidas a 30.190 trabajadores en ocho fábricas proveedoras de Adidas desde el comienzo de la pandemia suman 11,7 millones de dólares (o 387 dólares per cápita).
Clean Clothes Campaign

Puma tampoco tiene una imagen pulcra. En los últimos años, muchas personas han exigido a esta marca que suspenda su patrocinio a la Asociación de Fútbol Israelí, debido a las acciones del gobierno de Israel hacia los ciudadanos palestinos.

¿Qué marca deportiva apuesta más al desarrollo sostenible?

El Fashion Transparency Index es un estudio que realiza la organización Fashion Revolution, que reúne datos de 250 marcas de moda y retail. Este abarca aspectos como transparencia, derechos humanos, prácticas y políticas ambientales.

En el punto de políticas y compromisos, Adidas arrojó 88%, frente a Puma con 94%. En este apartado el estudio revisa qué políticas y procedimientos divulgan las marcas a nivel de la empresa, en relación con las operaciones propias de la empresa en las oficinas centrales, los almacenes y las instalaciones de producción propias.

También evalúa sus políticas a nivel del proveedor, como el código de conducta o documento de orientación del proveedor para su cadena de suministro.

El estudio abarca diversas dimensiones, y pone sobre la mesa los puntos que deben considerar las marcas para ser sostenibles. Pero, ¿de qué sirve que Puma tenga un mejor nivel que Adidas en sus políticas y procedimientos, si patrocina a equipos de fútbol de un Estado de Guerra? 

Así, el consumidor final que está informado, podrá decidir si comprarle a Adidas, Puma o a la marca de zapatos local, cuyos esfuerzos son reconocidos y visibles para la comunidad.

En este mismo sentido, quien gestiona a la empresa comunitaria puede tomar como modelo el comportamiento de las grandes empresas, para elaborar uno propio más orientado a la sostenibilidad.

Es decir, las empresas textiles deben valorar quién es el proveedor, cómo trabaja, cómo se consiguen los recursos, cómo se aprovecha el talento humano y cómo logra alianzas con otras marcas para construir imagen. Estos son algunos de los elementos a tomar en cuenta, entre muchos otros que están detallados en el estudio. 

Por ejemplo, si una empresa local, que busca trabajar con un modelo sostenible, quiere realizar una alianza o patrocinio, debe estar muy seguro de los antecedentes de la otra parte. No querrá que todos sus esfuerzos sean en vano y que su imagen se vea afectada como les ha pasado a Adidas y Puma. 

Ahora bien, si vamos a la tienda en línea de Adidas, podemos ver que el precio de unos zapatos va desde los $36 hasta los $350. Si vamos a la tienda de Puma, podemos ver un rango de precio en los zapatos desde los $50 hasta los $200. Entonces, ¿cuánto están invirtiendo, ganando y devolviendo al entorno donde se desarrollan?

Cifras exactas no hay, ya que son datos internos que las marcas no revelan, pero el Fashion Transparency Index es un buena referencia para saber cuáles están trabajando por ser cada día más sostenibles y, con una comparación de precios, se puede tomar la decisión de a quién comprar. 

En resumen, el coste de la sostenibilidad se entiende como el sistema que incluye derechos humanos, impacto ambiental y la innovación en el modelo de negocio para que se mantenga en el tiempo.

En el caso de la industria de la moda, se refiere a todo lo que deben considerar las marcas textiles para que no haya costuras a medias que dejan al descubierto lo que hay detrás de la calidad y sostenibilidad publicitadas.

Somos un equipo independiente impulsado por la pasión de informar sobre las problemáticas de la industria de la moda local y generar soluciones. 

1 comment
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.